¿Y LA SOCIABILIDAD?

LA ACTIVIDAD FÍSICA mejora el rendimiento escolar y favorece la sociabilidad

 

 

La actividad física es beneficiosa para el desarrollo integral de los niños, tanto desde el aspecto físico, como desde el mental, emocional, conductual y el desarrollo de valores. Esta es la principal conclusión que puede extraerse del VII Cuaderno Faros, elaborado por el Observatorio de la salud, la infancia y la adolescencia del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.



El documento pone de manifiesto las ventajas que supone adquirir unos hábitos de actividad física diaria de práctica de deporte regular (aproximadamente, unos 30 minutos de actividad física moderada y 30 minutos de actividad vigorosa casi todos los días de la semana).

Entre ellas, destacan un mejor rendimiento académico y una mayor capacidad de atención, los jóvenes tienen menos probabilidades de sufrir trastornos depresivos o de ansiedad en el futuro, mejora su estado anímico y emocional, así como el bienestar psicológico y la confianza en uno mismo; por último, los expertos señalan que el deporte favorece la socialización y autonomía de los niños.



El Cuaderno ha sido coordinado por Franchek Drobnic, doctor en medicina, fisiólogo del F.C. Barcelona y jefe del departamento de Investigación del Deporte del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (CAR), quien recuerda que el deporte puede beneficiar también a niños con problemas de conducta, con enfermedades crónicas, con discapacidad física o intelectual... Desde su punto de vista el deporte les hace «más fuertes, también de mentalidad, más sociables y padecen menos trastornos mentales como la depresión o ansiedad. (...) Además, hacer deporte también mejora el rendimiento escolar en la infancia, lo que se traslada a la vida del adultos».