“Además de moverse, hay que hacerlo con inteligencia”.

Comer lo correcto optimiza los beneficios de la actividad física

Los especialistas en NUTRICIÓN DEPORTIVA aconsejan comer frutas o yogures una hora antes de una competención cualquiera o antes de las clases de EDUCACIÓN FÍSICA. Moverse para gastar calorías tiene que tener como contrapartida la ingesta de alimentos adecuados.

 

Tanto los deportistas profesionales como amateurs suelen enfatizar el aspecto del entrenamiento para mejorar su performance  o CONDICIÓN FÍSICA.

Sin embargo, los expertos remarcan que la nutrición juega un papel fundamental: pan, pastas, yogur o frutas entre 4 y 1 hora antes de moverse brindan la energía necesaria para mejorar el rendimiento.

La actividad física: uno de los pilares para tener buena salud.

Para lograr óptimos resultados, es importante prestar atención a la alimentación antes y después del ejercicio.

“Además de moverse, hay que hacerlo con inteligencia”.

“Ciertos alimentos pueden mejorar el desempeño, ya que aportan el combustible energético que se necesita para realizar una actividad deportiva de manera óptima. Sin embargo, si no elegimos bien qué comer antes y durante el esfuerzo, podemos sufrir efectos indeseables, desde malestar gastrointestinal hasta descompensaciones de consideración”.

“Es importante realizar una comida entre 4 a 1 hora antes de la actividad. Debe constar de alimentos con buen aporte de hidratos de carbono y de fácil digestión como pan, pastas, yogures y jugos de frutas, entre otros”.

Además “es importante seguir una alimentación saludable diariamente que incluya 4 comidas al día y alimentos de todos los grupos que aporten los nutrientes necesarios para lograr un estado de salud óptimo”.

Después del ejercicio “hay que recuperar el combustible que gastamos. Incluir alimentos con hidratos de carbono y proteínas como un yogur o un sandwich de queso y tomate”.