BERNABÉ TIERNO

Una buena forma de prevenir y proteger contra los desórdenes y desviaciones no es  condenarlos de manera implacable,  sino hacer lo posible para asegurar la adquisición de unos ideales adecuados.

Tanto padres y educadores, debemos ofrecer a nuestros adolescentes las siguientes alternativas:

- CREAR en el adolescente cierta actitud de RENUNCIA Y AUSTERIDAD, incluso cuando es posible obtener beneficios seguros.

- EDUCAR para el BIEN DE LOS DEMÁS, para abandonar el EGOCENTRISMO y promocionar el ALTRUISMO.

- ENSEÑARLES a distinguir la diferencia entre el SER, el TENER y el APARENTAR, para que se esfuercen en llenarse de SABIDURÍA, de BONDAD, de AMOR, de IDEALES NOBLES..., sabiendo disfrutar de lo que tengas en cada momento.

- Que APRENDAN a tener los OJOS DE LA MENTE Y DEL CORAZÓN, bien ABIERTOS y  sean CRÍTICOS, REFLEXIVOSy COHERENTES ante las insinuaciones y estímulos ambientales, siendo capaces de elegir los mejores POR SÍ MISMOS.