EN LOS NIÑOS

Los estudios no mienten. Un escolar pasa, a lo largo del año, más horas delante de la "caja tonta" que en clase y pueden llegar a estar entre 3 y 5 horas al día viendo televisión en periodo escolar. En jornadas no lectivas los niños llegan a estar entre 7 y 9 horas delante de la pantalla.

 

Los riesgos de la televisión en los niños


No tenemos que perder de vista que un niño, sobre todo si es pequeño, es una mente influenciable. Los fabricantes de juguetes y comerciales lo saben perfectamente y utilizan el medio para lograr sus objetivos de marketing. Algunos de los riesgos sobre la televisión y los niños son los siguientes:

- La mayoría de niños muestra más interés por los programas infantiles que contienen escenas de acción y violencia, que en los espacios educativos y divulgativos.

- La publicidad es tremendamente efectiva en la mente de los niños y consigue sus objetivos como en ninguna otra franja de edad.

- A la mayoría de niños les cuesta distinguir entre qué es ficción y qué realidad en los contenidos aparecidos en televisión.

 

- El exceso de televisión perjudica en el rendimiento escolar de los estudiantes. Dejan de lado la lectura y acaban sacando peores notas si pasan demasiado tiempo viendo la tv.

- Al estar delante del televisor, realizan menos ejercicios y son más propensos a tener problemas de sobrepeso y obesidad infantil.